noviembre 28, 2016

El Deterioro Cognitivo

Se describe como un conjunto de síntomas en lugar de una condición médica o una enfermedad específica. Una persona con Deterioro Cognitivo tiene problemas sutiles con uno o más de los siguientes síntomas:

  • La memoria de trabajo (del día a día)
  • la planificación
  • el lenguaje
  • la atención
  • las habilidades visuoespaciales (“visuo” refiriéndose a la vista y “espacial”, refiriéndose al espacio o ubicación), que da a una persona la capacidad de interpretar los objetos y formas.

En el Deterioro Cognitivo, estos síntomas son apreciados tanto por la persona que lo sufre como por quienes la conocen. Cualquier disminución de la función cognitiva será mayor que la disminución gradual que muchas personas experimentan como parte del envejecimiento normal y saludable. Puede haber problemas menores con las tareas más complicadas, pero generalmente no se observan dificultades en la vida cotidiana.

¿Una persona con Deterioro Cognitivo desarrollará demencia?

Aunque el Deterioro Cognitivo Leve aumenta significativamente el riesgo de una persona de desarrollar demencia, no todas las personas empeoran y desarrollan la enfermedad. Algunos enfermos permanecen estables en el tiempo, y unos pocos mejoran y no desarrollan ningún problema asociado.

La Demencia

Es una pérdida de la función cerebral que ocurre a causa de ciertas enfermedades. Afecta la memoria, el pensamiento, el lenguaje, el juicio y el comportamiento.

Algunas causas de demencia se pueden detener o revertir si se detectan a tiempo, por ejemplo:

  • Lesión cerebral
  • Tumores del cerebro
  • Consumo excesivo y crónico de alcohol
  • Cambio de los niveles de azúcar, calcio y sodio en la sangre (demencia de origen metabólico)
  • Niveles bajos de vitamina B12
  • Hidrocefalia normotensiva
  • Uso de ciertos medicamentos, incluso cimetidina y algunos hipocolesterolemiantes (para bajar el nivel de colesterol)

Tratamiento.

El tratamiento depende de la afección que está causando la demencia. Algunas personas pueden requerir hospitalización por un corto tiempo.

En ocasiones los medicamentos para tratar la demencia pueden empeorar la confusión del paciente. La suspensión o el cambio de medicamentos es parte del tratamiento.

Ciertos tipos de ejercicios mentales pueden ayudar con la demencia.

El tratamiento de afecciones que pueden llevar a la confusión a menudo puede mejorar enormemente el funcionamiento mental. Tales afecciones incluyen:

  • Anemia
  • Insuficiencia cardíaca congestiva
  • Disminución de oxígeno en la sangre (hipoxia)
  • Depresión
  • Insuficiencia cardíaca
  • Infecciones
septiembre 29, 2016

Se entiende por factores de riesgo para enfermedad cardiovascular a aquellas situaciones que pueden llevar a un individuo a presentar una afección como infarto agudo de miocardio, accidente cerebro vascular, enfermedad arterial periférica, o muerte de causa cardíaca.

1. Tabaquismo: muchos deportistas utilizan la “nicotina”, al fumar, mascar, o como rapé, creyendo que los hace estar más alertas, concentrados y calmos. Pero si bien esto tiene escaso aval científico, sí se sabe que la nicotina está asociada a múltiples enfermedades.

2. Hipertensión arterial:  La hipertensión arterial es una patología crónica que consiste en el aumento de la presión arterial. Una de las características de esta enfermedad es que no presenta unos síntomas claros y que estos no se manifiestan durante mucho tiempo.  el ejercicio físico regular, de carácter aeróbico, favorece la reducción de las cifras de presión arterial.

3. La diabetes: los pacientes diabéticos fallecen por causas de origen cardiovascular. El ejercicio físico colabora en el tratamiento de estos enfermos al favorecer el ingreso de la glucosa en el músculo en ejercicio favoreciendo el trabajo de la insulina.

Grupo Médico Santa Teresa nos preocupamos por su salud, si desea realizar una cita con nuestro Cardiologo el Dr. RICARDO MUÑOZ al  (506) 2798-0100 / 2798-2100, Whatsapp: 8841-7085-

septiembre 29, 2016

“Usted conoce más sus senos que su médico” 

Nadie piensa que le va a pasar. Nadie quiere que ocurra. Sin embargo, es una enfermedad que puede llegar a ser mortal, pero que tiene altas probabilidades de recuperación si es descubierta a tiempo.

A grandes rasgos, el cáncer mamario se puede dividir en dos categorías, de acuerdo a su etapa y potencial de diseminación. El primero se origina en los conductos de la mama sin traspasar la membrana basal y, por lo tanto, sin posibilidad de comprometer el tejido fibroadiposo ni los linfonodos (ganglios) axilares. En este caso, el tumor no se extiende a órganos distantes como hueso, pulmón, hígado o cerebro; es decir, no da metástasis. Pero no por eso es inofensivo. Un cáncer puede transformarse en uno invasor, penetrando los vasos sanguíneos y linfáticos hasta volverse metásico y letal.

La mamografía detecta todas las alteraciones que se pueden ver en el cáncer de mama. Está demostrado que en los países en que hay un programa de mamografía para todas las mujeres en forma periódica, se disminuye la mortalidad en hasta un 40 por ciento. Además, es un examen barato, rápido y seguro, que no requiere de ninguna preparación especial de parte de la paciente. Solo se recomienda que la mujer venga en el periodo post menstrual, para que la compresión sea menos dolorosa.

¿A qué edad debe una mujer realizarse este estudio por primera vez?

Lo ideal es a partir de los 40 años, a menos que la paciente tenga factores de riesgo que la hagan más propensa a esta patología. En ese caso, se sugiere hacer el primer examen a los 30 años, para controlar la posible aparición del cáncer. “Si una mujer tiene familiares de primer grado, como la madre, una hermana o una hija, con cáncer mamario antes de los 50 años -y especialmente antes de los 40-, tiene un alto riesgo de desarrollar la enfermedad y por ello debería controlarse con mamografía desde muy temprano”.

septiembre 28, 2016

Muchas mujeres sienten que practicarse un auto examen de mamas es una parte importante de sus cuidados de salud. Esto les ayuda a aprender cómo se sienten normalmente sus mamas, de manera que si encuentran una protuberancia sabrán si se trata de algo que se deba analizar con nuestro especialista el Dr. José Felipe Sagot.

Grupo Médico Santa Teresa nos preocupamos por su salud, acá le dejamos los 5 pasos para hacerse un auto examen de mama:

  1. Observación frente a un espejo con los brazos caídos: estando de pie de frente al espejo deja los brazos relajados, caídos y pegados al cuerpo. Observa si el tamaño de ambas mamas es habitual y si su simetría es razonable. Comprueba que la piel no este excesivamente rugosa, no tenga zonas enrojecidas, ni bultos ni hoyuelos.
  1. Observación con los brazos levantados: en la misma posición en la que estás, pon tus manos entrelazadas por detrás de la cabeza. En esta postura, comprueba que el contorno inferior de tus mamas sea circular, regular, y más o menos simétrico en ambas mamas. Mírate de frente y de lado.
  1. Palpación de pie: sigue de pie, levanta el brazo izquierdo y pon la mano izquierda sobre tu nuca. Utiliza la mano derecha para palparte la mama izquierda. Luego haz lo mismo con la mama derecha.

Para palparte la mama utiliza los tres dedos medios de la mano – índice, corazón y anular-, recorre tu mama de tres formas:

  1. En círculos desde afuera hacia adentro.
  2. recorre tu pecho en líneas verticales.
  3. Recorriendo tu pecho en líneas horizontales.

Pásate los dedos suavemente, pero con firmeza, y comprueba que no notes ningún bulto extraño.

pie-de-nota-santa-teresa-mamografia-blog-01

  1. Palpación tumbada: seguidamente, acuéstate en la cama boca arriba, ponte una almohada bajo el hombro izquierdo para palparte la mama izquierda. Seguido a eso pálpate igual que en el paso tres: levanta el brazo izquierdo y pon la mano izquierda en la nuca y toca la mama izquierda con la mano derecha haciendo círculos o líneas. Haz lo mismo para la otra mama.
  1. El pezón: comprime los pezones con los dedos índice y pulgar para comprobar si sale líquido. Si sale algún tipo líquido, toma nota de sus características (transparente, lechoso o sanguinolento) para describírselas a nuestro ginecólogo.

 

La auto exploración mamaria es un método importante en la prevención y diagnóstico precoz del cáncer de mama, pero es un método poco fiable y no es aconsejable confiar en el como único método ante la detección del cáncer. A parte de hacerse un auto examen de mama al mes, es recomendable hacerse al menos una revisión ginecóloga anual, así como tener en cuenta otros métodos, como la mamografía, la ecografía mamaria o la resonancia magnética.