diciembre 12, 2016

¿Qué es el queratocono?

El queratocono en una de las afecciones degenerativas más comunes de la córnea. Consiste en un adelgazamiento y deformación, lentamente progresivos, del tejido corneal.

Suele detectarse en jóvenes a partir de la pubertad y tiende a progresar durante varias décadas, estabilizándose por lo general a partir de la treintena. Puede asociarse con gran número de condiciones locales o sistémicas. Se cree que tiene base genética, aunque hay que destacar la importancia de factores ambientales como el frotamiento ocular: la mayoría de los pacientes con queratocono se restriegan los ojos de forma crónica y pertina.

Síntomas.

El queratocono se suele manifestar de alguna de estas formas:

  • Disminución de la visión, visión borrosa y aparición o aumento repentino del astigmatismo (astigmatismo irregular).
  • Irritación ocular leve o moderada.
  • Incremento de la sensibilidad a la luz (fotofobia) y deslumbramientos.

Aunque puede suele afectar a los dos ojos, los síntomas pueden variar de un ojo a otro.

Tratamiento 

Las gafas no pueden corregirlo de forma adecuada y debe recurrirse a las lentes de contacto, casi siempre semirrígidas. Éstas compensan la irregularidad, y aunque su tolerancia suele hacerse problemática con el tiempo, puede recuperarse modificando las curvaturas de la lentes o incluso combinando una blanda como base sobre la que monta la dura

  • Anteojos: Cuando el queratocono es incipiente y no afecta a la calidad de vida del paciente, muchas veces el médico opta exclusivamente porque el paciente lleve unas anteojos o lentes de contacto bien graduadas.
  • Lentes semirrígidas: Es la opción de tratamiento más habitual cuando se genera astigmatismo irregular que provoca mala visión aún cuando el paciente utilice correcciones. Estos lentes aplanan la córnea y le devuelven a su posición correcta.
  • Crosslinking corneal: Este tratamiento para el queratocono se suele indicar en las fases iniciales de la enfermedad o como complemento a los anillos intraestromales.
  • Anillos intraestromales o intracorneales: Es una operación para el tratamiento que se aplica para detener la progresión de la enfermedad. Es reversible y se puede combinar con el crosslinking corneal.
  • Trasplante de córnea: Es la última opción de tratamiento y se aplica cuando el deterioro visual es irreversible y el queratocono no puede corregirse con otros procedimientos.
septiembre 29, 2016

“Usted conoce más sus senos que su médico” 

Nadie piensa que le va a pasar. Nadie quiere que ocurra. Sin embargo, es una enfermedad que puede llegar a ser mortal, pero que tiene altas probabilidades de recuperación si es descubierta a tiempo.

A grandes rasgos, el cáncer mamario se puede dividir en dos categorías, de acuerdo a su etapa y potencial de diseminación. El primero se origina en los conductos de la mama sin traspasar la membrana basal y, por lo tanto, sin posibilidad de comprometer el tejido fibroadiposo ni los linfonodos (ganglios) axilares. En este caso, el tumor no se extiende a órganos distantes como hueso, pulmón, hígado o cerebro; es decir, no da metástasis. Pero no por eso es inofensivo. Un cáncer puede transformarse en uno invasor, penetrando los vasos sanguíneos y linfáticos hasta volverse metásico y letal.

La mamografía detecta todas las alteraciones que se pueden ver en el cáncer de mama. Está demostrado que en los países en que hay un programa de mamografía para todas las mujeres en forma periódica, se disminuye la mortalidad en hasta un 40 por ciento. Además, es un examen barato, rápido y seguro, que no requiere de ninguna preparación especial de parte de la paciente. Solo se recomienda que la mujer venga en el periodo post menstrual, para que la compresión sea menos dolorosa.

¿A qué edad debe una mujer realizarse este estudio por primera vez?

Lo ideal es a partir de los 40 años, a menos que la paciente tenga factores de riesgo que la hagan más propensa a esta patología. En ese caso, se sugiere hacer el primer examen a los 30 años, para controlar la posible aparición del cáncer. “Si una mujer tiene familiares de primer grado, como la madre, una hermana o una hija, con cáncer mamario antes de los 50 años -y especialmente antes de los 40-, tiene un alto riesgo de desarrollar la enfermedad y por ello debería controlarse con mamografía desde muy temprano”.

septiembre 28, 2016

Muchas mujeres sienten que practicarse un auto examen de mamas es una parte importante de sus cuidados de salud. Esto les ayuda a aprender cómo se sienten normalmente sus mamas, de manera que si encuentran una protuberancia sabrán si se trata de algo que se deba analizar con nuestro especialista el Dr. José Felipe Sagot.

Grupo Médico Santa Teresa nos preocupamos por su salud, acá le dejamos los 5 pasos para hacerse un auto examen de mama:

  1. Observación frente a un espejo con los brazos caídos: estando de pie de frente al espejo deja los brazos relajados, caídos y pegados al cuerpo. Observa si el tamaño de ambas mamas es habitual y si su simetría es razonable. Comprueba que la piel no este excesivamente rugosa, no tenga zonas enrojecidas, ni bultos ni hoyuelos.
  1. Observación con los brazos levantados: en la misma posición en la que estás, pon tus manos entrelazadas por detrás de la cabeza. En esta postura, comprueba que el contorno inferior de tus mamas sea circular, regular, y más o menos simétrico en ambas mamas. Mírate de frente y de lado.
  1. Palpación de pie: sigue de pie, levanta el brazo izquierdo y pon la mano izquierda sobre tu nuca. Utiliza la mano derecha para palparte la mama izquierda. Luego haz lo mismo con la mama derecha.

Para palparte la mama utiliza los tres dedos medios de la mano – índice, corazón y anular-, recorre tu mama de tres formas:

  1. En círculos desde afuera hacia adentro.
  2. recorre tu pecho en líneas verticales.
  3. Recorriendo tu pecho en líneas horizontales.

Pásate los dedos suavemente, pero con firmeza, y comprueba que no notes ningún bulto extraño.

pie-de-nota-santa-teresa-mamografia-blog-01

  1. Palpación tumbada: seguidamente, acuéstate en la cama boca arriba, ponte una almohada bajo el hombro izquierdo para palparte la mama izquierda. Seguido a eso pálpate igual que en el paso tres: levanta el brazo izquierdo y pon la mano izquierda en la nuca y toca la mama izquierda con la mano derecha haciendo círculos o líneas. Haz lo mismo para la otra mama.
  1. El pezón: comprime los pezones con los dedos índice y pulgar para comprobar si sale líquido. Si sale algún tipo líquido, toma nota de sus características (transparente, lechoso o sanguinolento) para describírselas a nuestro ginecólogo.

 

La auto exploración mamaria es un método importante en la prevención y diagnóstico precoz del cáncer de mama, pero es un método poco fiable y no es aconsejable confiar en el como único método ante la detección del cáncer. A parte de hacerse un auto examen de mama al mes, es recomendable hacerse al menos una revisión ginecóloga anual, así como tener en cuenta otros métodos, como la mamografía, la ecografía mamaria o la resonancia magnética.