junio 4, 2018

El Pterigión es un crecimiento anormal del tejido de la conjuntiva que tiende a dirigirse desde la parte blanca del ojo hacia la córnea. Generalmente se desarrolla en el área del ojo expuesta a la radiación ultravioleta, contaminación ambiental, polvo u otros factores.

Por lo general, se desarrolla en personas entre los 30 y 50 años de edad. Algunos no presentan síntomas cuando es leve; sin embargo cuando éste es grande o en crecimiento produce síntomas tales como:

  • Picazón
  • Sensación de tener arena en los ojos
  • Ardor
  • Sensación de tener algo en el ojo (sensación de cuerpo extraño)
  • Visión oscurecida cuando crece sobre la córnea.

Independientemente del tamaño del Pterigión, debe ser revisado igualmente por un especialista en Oftalmología para controlar y evitar cicatrices que puedan generar una pérdida de la visión.

Por otro lado, los casos donde si se invade la córnea puede distorsionar la forma de la superficie anterior del ojo, ocasionando astigmatismo y aberraciones de orden que afectan la visión.

Cuando se recomienda la Cirugía de extracción del Pterigión, es importante que el paciente sepa que este procedimiento quirúrgico dura aproximadamente 30 minutos, después de los cuales es posible que se le indique el uso de un parche en el ojo para protección por un día o dos; posterior a ese tiempo es posible que pueda regresar a sus labores diarias. Tomando siempre algunas recomendaciones como:

  • Utilizar anteojos de sol con verdadero filtro ultravioleta.
  • Anteojos de sol envolventes que cubran desde todos los ángulos.
  • Utilizar lubricantes oculares
  • Asistir a valoraciones médicas si siente alguna molestia en el ojo.

En el Centro Oftalmológico Santa Teresa realizamos la Cirugía de extracción del Pterigión, contamos con la mejor tecnología y  profesionales capacitados con amplia experiencia. Además tenemos financiamiento disponible.

Si desea más información puede comunicarse a la línea directa: (506) 2758-3145 o a los teléfonos 2798-0100 / 2798-2100 o escribirnos al WhatsApp: (506) 8841-7085 o a través de un Inbox, por medio de Facebook.

 

 

 

diciembre 12, 2016

¿Qué es el queratocono?

El queratocono en una de las afecciones degenerativas más comunes de la córnea. Consiste en un adelgazamiento y deformación, lentamente progresivos, del tejido corneal.

Suele detectarse en jóvenes a partir de la pubertad y tiende a progresar durante varias décadas, estabilizándose por lo general a partir de la treintena. Puede asociarse con gran número de condiciones locales o sistémicas. Se cree que tiene base genética, aunque hay que destacar la importancia de factores ambientales como el frotamiento ocular: la mayoría de los pacientes con queratocono se restriegan los ojos de forma crónica y pertina.

Síntomas.

El queratocono se suele manifestar de alguna de estas formas:

  • Disminución de la visión, visión borrosa y aparición o aumento repentino del astigmatismo (astigmatismo irregular).
  • Irritación ocular leve o moderada.
  • Incremento de la sensibilidad a la luz (fotofobia) y deslumbramientos.

Aunque puede suele afectar a los dos ojos, los síntomas pueden variar de un ojo a otro.

Tratamiento 

Las gafas no pueden corregirlo de forma adecuada y debe recurrirse a las lentes de contacto, casi siempre semirrígidas. Éstas compensan la irregularidad, y aunque su tolerancia suele hacerse problemática con el tiempo, puede recuperarse modificando las curvaturas de la lentes o incluso combinando una blanda como base sobre la que monta la dura

  • Anteojos: Cuando el queratocono es incipiente y no afecta a la calidad de vida del paciente, muchas veces el médico opta exclusivamente porque el paciente lleve unas anteojos o lentes de contacto bien graduadas.
  • Lentes semirrígidas: Es la opción de tratamiento más habitual cuando se genera astigmatismo irregular que provoca mala visión aún cuando el paciente utilice correcciones. Estos lentes aplanan la córnea y le devuelven a su posición correcta.
  • Crosslinking corneal: Este tratamiento para el queratocono se suele indicar en las fases iniciales de la enfermedad o como complemento a los anillos intraestromales.
  • Anillos intraestromales o intracorneales: Es una operación para el tratamiento que se aplica para detener la progresión de la enfermedad. Es reversible y se puede combinar con el crosslinking corneal.
  • Trasplante de córnea: Es la última opción de tratamiento y se aplica cuando el deterioro visual es irreversible y el queratocono no puede corregirse con otros procedimientos.