mayo 15, 2018

La salud es un estado físico, mental y social, por eso es tan importante realizarse Exámenes de Laboratorio Preventivos, para descartar o controlar cualquier patología.

Los Exámenes de Laboratorio Preventivos comprenden el hemograma, glucosa, prueba de función renal, lipídica, ácido úrico, prueba de orina y heces.

Por medio del hemograma, se puede conocer el funcionamiento sanguíneo de nuestro organismo, de manera que se puede cuantificar y evaluar el tamaño y comportamiento de los glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas.

Por su parte, con la prueba de glucosa se pueden medir los niveles de azúcar en la sangre. La glucosa es la principal fuente de energía de nuestro organismo, de ahí que una cantidad excesiva o insuficiente de glucosa en la sangre puede ser una alerta de un problema médico mayor como lo es la Diabetes.

En tanto, la Prueba de Función Renal sirve para evaluar el correcto funcionamiento de los riñones que son los encargados de eliminar los desechos y el agua de la sangre por medio de la orina.

En el  Perfil de Lípidos se miden las concentraciones de distintos tipos de grasas en la sangre. Esto permite evaluar el riesgo que corre una persona de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

La prueba de Ácido Úrico determina la cantidad de éste en la orina, para poder diagnosticar o tratar la gota, una enfermedad causada por la cristalización del ácido úrico en las articulaciones.

El examen general de orina sirve para diagnosticar problemas que afectan al sistema renal y urinario. Mientras que la prueba de heces se utiliza para el estudio de alteraciones en el aparato digestivo.

En la Clínica Santa Teresa contamos con el servicio de Laboratorio Clínico, donde realizamos Exámenes de Laboratorio Preventivos o Plan de Control Anual, para ayudar a detectar o descartar cualquier patología.

Si desea más información puede comunicarse a los teléfonos: (506) 2798-0100 / 2798-2100 o escribirnos al WhatsApp: 8841-7085 o a través de un Inbox, por medio de Facebook.

abril 3, 2017

La Diabetes es una enfermedad crónica que se genera cuando  el organismo pierde la capacidad de producir suficiente insulina o de utilizarla eficazmente. La  hormona insulina se produce en el páncreas y es la encargada de procesar la glucosa de los alimentos para que pase a las células del organismo y se convierta en energía que es lo permite que funcionen los músculos y los tejidos.

En un paciente con diabetes lo que sucede, es que no absorbe la glucosa adecuadamente, por lo que ésta se queda circulando en la sangre (hiperglucemia) y poco a poco va dañando los tejidos con el paso del tiempo. Este deterioro  provoca complicaciones en la salud potencialmente letales.

Existen 3 tipos de Diabetes:

  • Diabetes tipo 1
  • Diabetes tipo 2
  • Diabetes Mellitus Gestacional (DMG)

La Diabetes tipo 1 son totalmente dependientes de la insulina, sino mueren. En la Diabetes tipo 2 el organismo puede producir insulina, pero no la suficiente, por lo que el organismo no reacciona a sus efectos, pero la glucosa se sigue acumulando en la sangre, por lo que pueden pasar años sin ser diagnosticada, pero igual va el deteriorando la salud.

La Diabetes Mellitus Gestional (DMG) se da cuando se le diagnostica por primera vez a mujeres embarazadas, usualmente surge en las etapas avanzadas y surge debido a que el organismo no puede producir, ni utilizar la suficiente insulina que se requiere para la gestación.

Investigaciones recientes han descubierto que la pérdida de peso y el ejercicio moderados, pueden prevenir o retrasar la aparición de la diabetes tipo 2 en la población adulta de alto riesgo.

En el Centro Médico Santa Teresa ofrecemos servicios médicos en distintas especialidades, si deseas sacar una cita puede llamar al (506) 2798-0100 / 2798-2100, Whatsapp: 8841-7085 o en nuestro sitio web: https://santateresacr.com/cita-online y Facebook.

 

 

enero 11, 2017

Las Pruebas Metabólicas constituyen un grupo de exámenes de sangre que brindan una panorama general del metabolismo y el equilibrio químico del cuerpo. El metabolismo corresponde a todos los procesos químicos y físicos en el cuerpo que usan energía.

Estas pruebas se realizan en niños y adultos, a este último se le realizan 4 pruebas: la glucosa, función renal, electrolitos y perfil hepático.

La prueba de glucosa mide la cantidad de azúcar, también llamada glucosa, en muestra de sangre. La glucosa es una importante fuente de energía para la mayoría de las células del cuerpo, incluyendo las del cerebro.

Los examenes de la función renal son exámenes que se solicitan para evaluar qué tan bien están funcionando los riñones. Estos miden:

  • BUN (Nitrógeno ureico en sangre)
  • Creatinina en sangre
  • Depuración de la creatinina
  • Creatinina en orina

Por otro lado, los electrolitos son minerales presentes en la sangre y otros líquidos corporales que llevan una carga eléctrica. Los mas comunes son: Calcio, Cloruro, Magnesio, Fósforo, Potasio y Sodio.

Los electrólitos afectan cómo funciona nuestro cuerpo en muchas maneras, por ejemplo:

  • La cantidad de agua en el cuerpo
  • La acidez de la sangre (el pH)
  • La actividad muscular
  • Otros procesos importantes

Estos se pierden al sudar y no se reponen con agua, por lo que se debe buscar bebidas que los contengan.

Por su parte, el perfil hepático o hepatograma es básicamente un análisis de sangre, diseñado específicamente para evaluar si el hígado funciona o no correctamente.

Por medio de esta prueba se pueden diagnosticar enfermedades hepáticas que son originadas por patologías en otras partes del organismo; así como también controlar la función hepática en pacientes que siguen tratamientos con medicamentos que son hepatotóxicos.

La preparación para las pruebas metabólicas es muy simple,  no se debe ingerir alimentos, ni bebidas al menos 8 horas antes de realizarse el exámen.

septiembre 29, 2016

1. La diabetes: Se detona por la alteración del metabolismo y a la incapacidad del organismo de procesar la glucosa en la sangre

2. Enfermedades cardiovasculares: Son consideradas como las más letales y afecta a las personas mayores de 40 años. Los padecimientos de este tipo más frecuentes son los infartos y cardiopatías isquémicas.

3. Cáncer cervicouterino y de próstata: Estas neoplasias afectan a las mujeres y hombres mayores de 40 años, por lo que es importante que las personas realicen exploraciones en su cuerpo


4. Neumonía: Se trata de una inflamación en el sistema respiratorio, Este padecimiento tiene un mayor impacto durante la vejez, debido a los cambios físicos y el debilitamiento del sistema inmune.


5. Leucemia mieloide aguda: Con este padecimiento, la tasa de mortalidad en las personas mayores es más alta, por las condiciones preexistentes como la diabetes mellitus, hipertensión y enfermedad coronaria.