abril 3, 2017

La Diabetes es una enfermedad crónica que se genera cuando  el organismo pierde la capacidad de producir suficiente insulina o de utilizarla eficazmente. La  hormona insulina se produce en el páncreas y es la encargada de procesar la glucosa de los alimentos para que pase a las células del organismo y se convierta en energía que es lo permite que funcionen los músculos y los tejidos.

En un paciente con diabetes lo que sucede, es que no absorbe la glucosa adecuadamente, por lo que ésta se queda circulando en la sangre (hiperglucemia) y poco a poco va dañando los tejidos con el paso del tiempo. Este deterioro  provoca complicaciones en la salud potencialmente letales.

Existen 3 tipos de Diabetes:

  • Diabetes tipo 1
  • Diabetes tipo 2
  • Diabetes Mellitus Gestacional (DMG)

La Diabetes tipo 1 son totalmente dependientes de la insulina, sino mueren. En la Diabetes tipo 2 el organismo puede producir insulina, pero no la suficiente, por lo que el organismo no reacciona a sus efectos, pero la glucosa se sigue acumulando en la sangre, por lo que pueden pasar años sin ser diagnosticada, pero igual va el deteriorando la salud.

La Diabetes Mellitus Gestional (DMG) se da cuando se le diagnostica por primera vez a mujeres embarazadas, usualmente surge en las etapas avanzadas y surge debido a que el organismo no puede producir, ni utilizar la suficiente insulina que se requiere para la gestación.

Investigaciones recientes han descubierto que la pérdida de peso y el ejercicio moderados, pueden prevenir o retrasar la aparición de la diabetes tipo 2 en la población adulta de alto riesgo.

En el Centro Médico Santa Teresa ofrecemos servicios médicos en distintas especialidades, si deseas sacar una cita puede llamar al (506) 2798-0100 / 2798-2100, Whatsapp: 8841-7085 o en nuestro sitio web: https://santateresacr.com/cita-online y Facebook.

 

 

enero 4, 2017

La Cirugía Pexia Testicular se realiza en los casos en que los testículos no han bajado hasta la posición correcta en el escroto.

Cuando el bebé nace los testículos deben haber descendido al escroto; sin embargo a algunos niños uno o los dos testículos no bajan a su posición adecuada, por lo que en estos casos se da tiempo a su primer año de vida y sino descienden naturalmente deben ser intervenidos quirurgicamente.

La Cirugía Pexia Testicular consiste en una pequeña incisión (corte) en el área superior de la pierna ( ingle), dónde en la mayoría de casos se alojan los testículos no descendidos. Luego se moverá suavemente el testículo del niño hacia dentro del escroto. La operación dura aproximadamente una hora por testículo.

Como usualmente la operación es ambulatoria, el niño sólo requerirá unas horas para despertar de la cirugía y volver a casa.

Cuidados después de la operación

Después de la operación, es probable que el niño sienta dolor en la ingle, se le puede dar algún medicamento que el doctor le haya preescrito.

Los niños mayores usualmente indican si sienten dolor, pero con los más pequeños hay que deducirlo, por eso  preste atención a los siguientes signos:

  • Gran irritabilidad
  • Transpiración acentuada
  • Coloración pálida de la piel
  • Rehusarse a caminar o dificultad para caminar
  • Comportamiento inusualmente tranquilo

Es posible que estas molestias se den en los primeros días posterior a la operación, porque el escroto del niño está hinchado y amoratado; pero pocos días después debe quitarse la molestia, si esto no ocurre y  su niño alguno de estos signos, preste atención:

  • aumento del dolor en la línea de incisión
  • enrojecimiento de la línea de incisión
  • tumefacción o hinchazón en la línea de incisión
  • secreción líquida en la línea de incisión
  • fiebre de más de 38,5 °C
  • vómitos
  • dolor de estómago
  • pérdida del apetito
  • cansancio o falta de energía

Si su niño tiene uno o más de estos signos es mejor consultar al pediatra, debido a que puede tratarse de una infección en la herida.