febrero 26, 2019

La prueba de Papanicolau Monocapa es el primer examen para detectar la presencia de cáncer en el cuello uterino; de ahí que la mayoría de cáncer de cérvix se pueden detectar a tiempo si una mujer se realiza la prueba de manera rutinaria.

¿En qué consiste la prueba? 

La prueba de Papanicolau Monocapa es una prueba ginecológica que se realiza para detectar, de forma temprana, alteraciones en el  cuello del útero que posteriormente podrían convertirse en cáncer.

Durante la prueba, el médico coloca un instrumento llamado espéculo dentro de la vagina para abrirla ligeramente y de esta manera poder observar en su interior hasta el cuello uterino. Luego se raspa suavemente la zona para tomar una muestra, la cual será enviada al laboratorio para su análisis.

¿Cómo debe preparse para el examen PAP?

Es importante comunicarle a su médico si se encuentra tomando algún medicamento como los anticonceptivos, debido a que algunos contienen estrógenos o progestina que pueden afectar los resultados de la prueba. También si ha tenido resultados anormales en Papanicolau y si se podría estar embarazada.

Si se encuentra en el periodo menstrual mejor reprograme su cita, debido que los resultados de la citología pueden ser imprecisos.

En las 24 horas anteriores a la prueba de Papanicolau Monocapa evite lo siguiente:

  • Realizarse duchas vaginales.
  • Tener relaciones sexuales.
  • Usar tampones.

El Papanicolau Monocapa debe empezar a realizarselo a partir de los 21 años. Luego del primer examen usted debe:

  • Realizarse la prueba cada año para descartar la presencia de cáncer de cuello uterino.
  • Si tiene más de 30 años y también se ha realizado pruebas del Virus del Papiloma Humano y ambas pruebas han salido normales, le pueden hacer exámenes cada 3 años; sin embargo eso se lo debe confirmar su médico.
  • Las mujeres después de los 65 y que hayan tenido 3 resultados negativos en los exámenes dentro de los últimos 10 años, usualmente pueden dejar de realizarse la prueba, siempre y cuando un médico se los indique.

Cuide su salud y realícese periódicamente la prueba de Papanicolau Monocapa.

En Clínica Santa Teresa tenemos un Paquete especial de Papanicolau, si necesita más información o desea agendar una cita puede comunicarse a los teléfonos: (506) 2798-0100 / 2798-2100 o escribirnos al WhatsApp: 8841-7085 o a través de un Inbox, por medio de Facebook.

 

 

 

 

octubre 3, 2018

La detección temprana sigue siendo el arma principal de la lucha contra el cáncer de mama; ya que se adelanta a los posibles síntomas o descubre la enfermedad en aquellos casos dónde la paciente no los presenta. Es por esto que pruebas periódicas podrían ayudarle a diagnosticarlo a tiempo.

El cáncer de mama es una de las enfermedades que más afecta a las mujeres en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el número está aumentando especialmente en los países en desarrollo, donde la mayoría de casos se diagnostican en etapas avanzadas.

Por eso para ganar esta batalla contra el cáncer de mama la Sociedad Americana del Cáncer recomienda a las mujeres realizarse mamografías de rutina, ya que estas pueden encontrar evidencia de cáncer en los senos mucho antes de que se presenten los síntomas físicos.

Otra medida es realizarse el examen clínico y/o el autoexamen de mama de forma habitual para ayudar a detectar masas o bultos anormales en el busto. En este caso si es el autoexamen, debe de informar inmediatamente al médico de cualquier cambio notorio en sus senos.

Existen mujeres que tienen un alto riesgo de padecer cáncer de mama, éstas son aquellas que cuentan con antecedentes personales de padecer este mal o tienen senos “extremadamente” o “heterogéneamente” densos según el mamograma, entre otros factores.

Para éstas mujeres, los especialistas usualmente recomiendan realizarse una Resonancia Magnética y Mamografía por  lo menos una vez al año, a partir de los 30 años y continuar por siempre ese control.

Prevención de cáncer de mama

La mejor estrategia es una buena prevención, para éste y muchos otros males se recomienda comer alimentos saludables, realizar actividad física, evitar el abuso del alcohol, no consumir tabaco y reducir el sobrepeso; estos consejos claves le podrían ayudar a evitar  enfermedades prevenibles.

 

 

 

 

Posted in Blog, Ginecología by admin | Tags: , ,
abril 18, 2018

La Diabetes en el embarazo o gestacional afecta a las mujeres cuyo organismo no puede procesar los azúcares y almidones (carbohidratos) que toma de los alimentos para producir energía; por lo cual su cuerpo acumula azúcar adicional en la sangre.

La diabetes en el embarazo, por lo general, aparece a la mitad del embarazo entre las 24 y 28 semanas de gestación. Se desconoce las causas de porqué se produce; sin embargo se sabe que algunas mujeres tenían sobrepeso antes de quedar embarazadas o poseen antecedentes familiares de diabetes.

Riesgos Diabetes Gestacional 

La diabetes en el embarazo debe controlarse por medio de una alimentación saludable y actividad física regular; sin embargo en algunos casos se necesitará administrar insulina.

Si una diabetes gestacional no se controla adecuadamente causará problemas tanto para la madre como para el bebé, como por ejemplo, un crecimiento excesivo del feto debido al aumento de azúcar en su sangre. Esta condición producirá incomodidades a la madre en los últimos meses de embarazo, además de problemas en el parto por las proporciones del bebé, por lo cual puede requerir cesárea y en el caso del niño, podría tener problemas en los nervios debido a la presión en los hombros a la hora del parto.

Durante el periodo de embarazo también se debe llevar un control estricto de los niveles de azúcar en sangre de la madre y el niño; ya que una baja en este nivel puede ser grave y hasta causar la muerte.

Recomendaciones para diabetes en el embarazo

  1. Coma saludable: es importante que un nutricionista le elabore un plan de alimentación para diabéticos.
  2. Haga ejercicio: esta es otra manera de controlar el azúcar en la sangre, ya que ayuda a nivelar el consumo de alimentos. Procure realizar ejercicio durante 30 minutos al menos 5 veces a la semana de forma moderada.
  3. Controlar los niveles de azúcar: Debido a los cambios de energía durante el embarazo, los niveles de azúcar cambian muy rápido, por eso debe revisarlos con frecuencia, según le indique su médico.
  4. Tomar insulina: Si lo necesita y en las cantidades que su médico le prescriba.
  5. Hágase prueba de insulina después del embarazo: Realicese un examen de diabetes entre las 6 y 12 semanas después de que nazca su bebé y luego cada 1 a 3 años, para descartar que la diabetes regrese.

En la Clínica Santa Teresa tenemos un Programa de Atención Médica para Embarazadas con el objetivo de brindar un control más personalizado y profesional de la salud de la madre y su bebé.

Si desea más información o sacar una cita puede comunicarse a los teléfonos: (506) 2798-0100 / 2798-2100 o escribirnos al WhatsApp: 8841-7085 o a través de un Inbox, por medio de Facebook.

 

 

 

abril 13, 2018

La presión arterial alta en el embarazo puede causar problemas a la madre y a su bebé, debido a que disminuye el suministro sanguíneo placentario y por ende, el bebé recibe menos cantidad de sangre. Esto puede ocasionar un crecimiento anormal del feto y un parto prematuro. Además del riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares en el futuro.

¿A qué se le llama hipertensión gestacional?

Se le llama hipertensión gestacional cuando después de 20 semanas de embarazo, se tiene una presión arterial alta, pero no hay proteína en la orina. Caso contrario, cuando la mujer tiene presión alta después de la mitad del embarazo y además presenta proteína en la orina, se considera que ha desarrolló Preeclampsia, una enfermedad muy seria y compleja.

¿Cómo puedo saber si padezco hipertensión gestacional?

Una presión sanguínea alta generalmente se define con una lectura de 140/90 o más, incluso si sólo uno de los números es elevado; por lo general, la presión arterial alta en el embarazo no causa síntomas, de ahí que es tan importante acudir a las citas de control prenatal para que el médico verifique su estado de salud y del bebé.

¿Se puede prevenir la presión arterial alta en el embarazo? 

No es posible evitar o prevenir la presión arterial alta en el embarazo, ya que no siempre se conocen las razones por las que ésta se desarrolla, pero podemos prevenir complicaciones si monitorizamos y controlamos la presión arterial.

¿Qué medidas se puede tomar si se tiene la hipertensión gestacional?

Lo principal es asegurarse de que su peso, presión arterial y el crecimiento del bebé es normal en cada cita de control prenatal.

Cada trimestre o cuando sea necesario, es importante realizarse pruebas de sangre y orina; así como la ecografía o ultrasonido de abdomen para vigilar el estado de salud del bebé.

También debe seguir con las citas de control prenatal, se deben tomar los medicamentos recetados regularmente, evitar el alcohol, mantener una actividad física mínima y comer bajo en sodio, ya que mantener una dieta saludable ayudará a mejorar su condición de salud.

En la Clínica Santa Teresa tenemos un Programa de Atención Médica para Embarazadas con el objetivo de brindar un control más personalizado y profesional de la salud de la madre y su bebé.

Si desea más información o sacar una cita puede comunicarse a los teléfonos: (506) 2798-0100 / 2798-2100 o escribirnos al WhatsApp: 8841-7085 o a través de un Inbox, por medio de Facebook.

 

 

abril 6, 2018

El Parto Profiláctico o normal es cuando se realiza vía vaginal sin anestesia, es decir, de forma espontánea se envían señales al organismo por medio de hormonas como la oxitocina, para que inicie el proceso de expulsión del bebé.

Mientras tanto la cesárea es un procedimiento quirúrgico que permite extraer al bebé del útero, sin pasar por el canal de parto; sin embargo como toda operación implica un nivel de riesgo y una recuperación más lenta.

La decisión de un parto profiláctico o por cesárea va depender de la decisión del especialista en Ginecología y Obstetricia, quien valorará tanto al bebé como a la madre para determinar cuál es la opción más apropiada.

Se sabe que el parto vaginal es el más recomendado debido a los múltiples beneficios que tiene; sin embargo existen casos dónde la salud del bebé o la madre están en juego, por ejemplo cuando el feto tiene el cordón umbilical enrollado en el cuelo o no está en la posición correcta, por lo cual se opta por practicarle la cesárea a la paciente.

Los beneficios del parto normal

Las virtudes de un parto profiláctico o natural para la madre son muchas:

  • En primera instancia, la madre es protagonista y podrá ayudar a su hijo en el proceso de nacimiento.
  • Existen menos riesgos para la madre, ya que pierde la mitad de la sangre que en un parto por cesárea, además se reducen las posibilidades de infección uterina.
  • Ayuda a mantener los niveles de azúcar en sangre adecuados y la placenta recibe más oxígeno.
  • Podrá estar en contacto con su bebé de forma inmediata; caso contrario, en una cesárea la madre deberá esperar a despertar de la operación para conocer su hijo.
  • El tiempo de hospitalización es menor 1 a 3 días, mientras en una cesárea son por lo menos 5 días.
  • La recuperación luego del parto es más rápida, ya que no es una intervención quirúrgica.

Los beneficios de un parto psicoprofiláctico o natural para el bebé son múltiples:

  •  Al pasar por el canal del parto, el bebé se impregna de todas las bacterias de su madre;  las cuales le ayudarán a fortalecer su sistema inmunológico.
  • El bebé se oxigena mejor.
  • Durante el parto, el bebé generará hormonas como la adrenalina que lo mantendrán alerta en las primeras horas de vida, le dará calor y energía y le ayudará a iniciar el proceso de lactancia.
  • Al nacer el bebé se encuentra de forma inmediata con la madre, lo cual favorece la producción de leche y fortalece el vínculo afectivo.

En la Clínica Santa Teresa tenemos un Programa de Atención Médica para Embarazadas con el objetivo de brindar un control más personalizado y profesional de la salud de la madre y su bebé.

Si desea más información o sacar una cita puede comunicarse a los teléfonos: (506) 2798-0100 / 2798-2100 o escribirnos al WhatsApp: 8841-7085 o a través de un Inbox, por medio de Facebook.

marzo 19, 2018

El cáncer de cuello uterino se origina en las células que revisten el cuello uterino, según la Asociación Americana del Cáncer existen 2 maneras de prevenirlo:  una consiste en encontrar y tratar las lesiones precancerosas y la otra es hallar el precancer.

Para lograr detectarlos a tiempo es necesario realizarse con regularidad algunas pruebas; las más utilizadas y comprobadas  son el Papanicolau y la que detecta el virus de Papiloma Humano (VPH).

El Papanicolau es un procedimiento que se realiza para obtener células del cuello uterino, con el fin de observarlas por un microscopio y así detectar si tienen cáncer o precáncer.

El principal riesgo del cáncer de cuello uterino es la infección por el virus de Papiloma Humano (VPH), de ahí que es fundamental realizarse la prueba VPH ADN. En esta prueba, se buscan partículas del ADN de estos tipos de VPH en las células del cuello uterino.

¿Cuáles son los signos y síntomas del cáncer de cuello uterino?

El gran inconveniente del precancer o cáncer en etapa temprana es que usualmente no presentan síntomas; sino hasta que ya se convierte en un cáncer invasivo. Cuando esto ocurre, los síntomas más comunes son:

  • Sangrado vaginal anormal:  como sangrado después de las relaciones sexuales, después de la menopausia, sangrado y manchado entre periodos y periodos menstruales que duran más tiempo o con sangrado más abundante de lo usual.
  • Una secreción vaginal inusual.
  • Dolor durante las relaciones sexuales.

¿Cuáles son los factores de riesgo del cáncer de cuello uterino?

Como se indicó, el principal factor de riesgo del cáncer de cuello uterino es el virus del Papiloma Humano (VPH)  debido a que puede infectar las células de la superficie de la piel y aquellas que revisten los genitales, el ano, la boca y la garganta, sin contagiar la sangre u órganos vitales como los pulmones y el corazón.

Otro factor de riesgo es el fumado, según la Asociación Americana del Cáncer, las fumadoras tienen aproximadamente el doble de probabilidades respecto a las no fumadoras de padecer cáncer de cuello uterino.

También las mujeres portadoras del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) que causa el SIDA, debido a que éste daña el sistema inmunológico provocando más riesgo de una infección con VPH.

Algunos estudios han indicado que las mujeres cuyos resultados de los análisis de sangre indican una infección pasada o actual con clamidia tienen mayor riesgo de cáncer de cuello uterino que las mujeres con un análisis de sangre normal.

Una alimentación con pocas frutas y verduras, el sobrepeso, el uso prolongado de anticonceptivos orales, antecedentes familiares, entre otros, son factores que también pueden incidir en el desarrollo de la enfermedad.

En la Clínica Santa Teresa iniciamos un Programa de Atención para Pacientes Crónicos con padecimientos como: Hipertensión Arterial, Diabetes, Prevención de Cáncer de Cérvix o Cuello Uterino entre otras, con el objetivo de brindar una atención más personalizada, un seguimiento preventivo y mejorar su condición de salud.

Si desea más información o sacar una cita puede comunicarse a los teléfonos: (506) 2798-0100 / 2798-2100 o escribirnos al WhatsApp: 8841-7085 o a través de un Inbox, por medio de Facebook.

febrero 8, 2018

La realización del Papanicolau es esencial para el cuidado de la salud de la mujer; ya que definitivamente es un medio de prevención para enfermedades como el cáncer de cuello uterino.

¿Qué sucede cuando hay alteraciones?

Al realizar el papanicolau, se espera que los resultados sean favorables; sin embargo de existir alguna situación anómala, se debe realizar una colposcopía que es un procedimiento donde se explora el cuello de la matriz. Con este estudio, se puede diagnosticar posibles lesiones benignas o malignas, así como extraer muestras.

Recuerde que la detección temprana puede hacer la diferencia, solicite su cita, si sospecha que tiene algún tipo de problema, sino tiene síntomas igual es importante acudir al ginecólogo cómo mínimo 1 vez al año para que le practique el papanicolau y verifique que todo funciona bien en su organismo.

Si desea más información o sacar una cita puede comunicarse a los teléfonos: (506) 2798-0100 / 2798-2100 o escribirnos al WhatsApp: 8841-7085 o a través de un Inbox, por medio de Facebook.

 

Posted in Blog, Ginecología by admin | Tags: , ,
octubre 13, 2017

El empezar una vida sexual trae consigo muchas responsabilidades como cuidar su salud, ya que no sólo se trata de encontrar un método anticonceptivo adecuado para usted y su pareja; sino evitar posibles consecuencias por falta de prevención.

Sobre el Papanicolau y la Colposcopía

El Papanicolau y la Colposcopía son dos exámenes que se utilizan para la detección de enfermedades benignas y principalmente malignas (cáncer) del cuello del útero.

Para diferenciar uno de otro, se debe decir que el Papanicolau ayuda a diagnosticar el cáncer cérvico uterino. Por medio de este examen se conoce el estado funcional de las hormonas y se identifica si hay alteraciones inflamatorias a través de un análisis de las células descamadas.

En la colposcopía, se introduce un aparato llamado el colposcopio y se aplican soluciones para resaltar si hay anomalías en el área genital. Con el Papanicolau no se puede examinar con detalle si hay o no alguna anomalía, sino por la sintomatología. En cambio, en una Colposcopía, se puede diagnosticar lesiones mínimas en el cuello uterino, vagina o vulva y hasta detectar si existe alguna lesión producida por el Virus del Papiloma Humano (VPH).

Si no se lo ha practicado o hace tiempo no se realiza un papanicolau y la colposcopía es importante que visite a un ginecólogo para que le realicen estos examenes, recuerde que la detección temprana de cualquier enfermedad es clave para una tratamiento efectivo.

En el Grupo Médico Santa Teresa tenemos atención en Ginecología y Obstetricia, puede solicitar su cita llamando al  (506) 2798-0100 / 2798-2100 o escribirnos al WhatsApp: 8841-7085.

 

marzo 20, 2017

Al pasar los años, el conjunto de músculos y tejidos que dan soporte al útero, la vagina, la vejiga, la uretra y el recto pierden elasticidad, lo cual puede generar un prolapso de algunos de estos órganos. Como consecuencia la paciente se puede sufrir de incontinencia urinaria.

La Cirugía Cistocele o de Vejiga descendida se realiza vía vaginal para corregir el descenso de la vejiga y reposicionarla en su sitio habitual. En términos médicos, cistocele es la caída de la vejiga urinaria en el canal de la vagina por el debilitamiento o la rotura del suelo pélvico. Para corregir esto, durante la cirugía se pueden colocar unas pequeñas mallas debajo de la uretra para restaurar el ángulo vesical.

El Cistocele es mínimamente invasiva, de hecho la paciente se puede anestesiar de la cintura para abajo o en su totalidad y  no necesita pasar más de 24 horas en el centro médico.

El cistocele puede ser leve, moderado o grave, según el grado de descenso de la vagina. Sus síntomas más frecuentes son:

– Dolor o presión en el bajo vientre

– Notar un bulto en la zona genital

– Dolor en las relaciones sexuales

– Dolores en la zona sacro-lumbar

– Estreñimiento

A partir de los 45-50 años, con el inicio de la menopausia, el porcentaje de mujeres que viven condicionadas por este tipo de molestias es bastante elevado. En el caso de haber tenido partos traumáticos, los síntomas del cistocele aparecen desde más joven.

En el Centro Médico Santa Teresa le ofrecemos el servicio de Cirugía de Cistocele, para esto le ofrecemos el mejor equipamiento e infraestructura del Caribe, con un equipo humano profesional y capacitado para este tipo de procedimiento.  Además todas nuestras cirugías tienen financiamiento con Coopenae, el Banco Nacional y  Tasa O de Credomatic.

Si deseas sacar una cita puede llamar al (506) 2798-0100 / 2798-2100, Whatsapp: 8841-7085 o en nuestro sitio web: https://santateresacr.com/cita-online y Facebook.