febrero 19, 2019

La depresión se ha convertido en un problema de salud pública que afecta no sólo el estado de ánimo de la persona, sino también su capacidad para realizar las actividades diarias y poder disfrutar del trabajo, el tiempo libre, la familia y los amigos.

Las personas que sufren de depresión tienen mayores posibilidades de padecer alguna otra enfermedad, según lo indica el Instituto Nacional de la Salud Mental de los Estados Unidos.  Las razones de esta condición aún no están claras, sin embargo hay un factor que destaca y es la falta de acceso a una buena atención médica y por ende, a la obtención de medicamentos recetados, una buena alimentación y a realizar ejercicios.

Las investigaciones de esta misma entidad indican que los pacientes con depresión tienen un mayor riesgo de padecer:

  • Enfermedades cardiovasculares
  • Diabetes
  • Derrames cerebrales
  • Osteoporosis
  • Alzheimer

Los investigadores han comprobado que las personas con depresión sufren cambios en la manera cómo funcionan varios sistemas del cuerpo, los cuales afectan su salud física, algunos de estos son:

  • Mayor inflamación.
  • Cambios en los latidos del corazón y la circulación de la sangre.
  • Anomalías en las hormonas del estrés.
  • Cambios metabólicos típicos de las personas con riesgo de diabetes.

Pese a que aún no se puede confirmar que la depresión eleva el riesgo de padecer otras enfermedades; si está claro su efecto negativo sobre la salud mental y la calidad de vida del paciente.

En la actualidad, existen tratamientos eficaces tratar ambas afecciones al mismo tiempo, de ahí que sea muy importante comunicárselo a su médico junto con la medicación que está llevando, para que éste pueda evaluar las opciones de tratamiento, según su condición; de esta forma se puede evitar que haya una interferencia entre el efecto de uno u otro medicamento.

En Clínica Santa Teresa tenemos atención en Psicología y Psiquiatría para tratar la depresión, si necesita más información o desea agendar una cita puede comunicarse a los teléfonos: (506) 2798-0100 / 2798-2100 o escribirnos al WhatsApp: 8841-7085 o a través de un Inbox, por medio de Facebook.

 

 

Posted in Blog, Psiquiatría by Adriana Alvarado | Tags: , ,
septiembre 24, 2018

La salud mental se define como “un estado de completo bienestar físico, mental y social y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades” según la Organización Mundial de la Salud (OMS); es decir,  el individuo es consciente de sus capacidades, puede afrontar las situaciones de la vida, ser productivo en el trabajo y capaz de contribuir con su comunidad.

Los trastornos en la salud mental más comunes son: la depresión y la ansiedad, éstos afectan la productividad en el desempeño laboral. Más de 300 millones de personas sufren de depresión  y 260 millones tienen trastornos de ansiedad a nivel mundial.

¿Por qué debemos cuidar nuestra salud mental?

Debemos cuidarla porque de ésta va depender la forma en que pensamos, sentimos y actuamos en las diferentes situaciones de la vida. También influye en la forma en cómo manejamos el estrés, las relaciones con los demás y la toma de decisiones.

Las enfermedades mentales son condiciones graves que pueden afectar la forma de pensar, el humor y hasta el comportamiento.

¿Cómo podemos cuidar nuestra salud metal?

Para cuidarla podemos tomar en cuenta algunos consejos :

  • Tener una actitud positiva.
  • Mantenerse en buena forma física.
  • Compartir con las demás personas.
  • Desarrollar un sentido de significado y propósito en la vida.
  • Dormir lo suficiente.
  • Desarrollar habilidades para enfrentar los problemas.
  • Meditar.
  • Obtener ayuda profesional si lo requiere.

Fuente: Medlineplus

También es importante cuidar el nivel de estrés;  cuando sentimos dolores de cabeza, de espalda, insomnio, apatía, pesadillas y cambios de humor, podemos tener un cuadro de estrés, al cual hay que prestarle la atención debida y contrarestar sus efectos negativos encaminándolos hacia algo más productivo, por ejemplo salir a realizar una caminata, darse un descanso, respirar profundo, o realizar algún deporte, son estrategias que puedes aplicar  y a cambio mejorar tu calidad de vida.